¿Y ahora qué hará el Senador chiapaneco, Eduardo Ramírez, ante la rebeldía de sus compañeros de bancada contra Ricardo Monreal?

¿Se mantendrá fiel al “zacatecano” o se pasará al bando de quien pueda reemplazarlo como líder de la Cámara Alta del Congreso de la Unión?

En un dilema. Porque de eso depende Aguilar para su futuro político que se le ve más negro.

Al fin política

Nadie se esperaba lo que sucedió en el Senado en esta semana: casi la mitad de la bancada de Morena se paró ante la intentona de crear una “Comisión de la Verdad” y con ello buscar la desaparición de poderes en el estado de Veracruz.

Un asunto personal de Don Ricardón –por la detención de parte del Gobierno de Cuitláhuac García a su secretario técnico de la Junta de Coordinación Política, José Manuel del Río Virgen–, que subió de tono hasta el grado de provocar una ruptura en la fracción del hoy partido en el poder en este recinto legislativo.

¿Algo que no sabía ERA, quien ha presumido ser uno de los mejores operadores de Monreal en el Senado?

Ahora, los 31 legisladores convocaron a una reunión para el viernes, y en donde se espera que aparte de que echen abajo esta comisión que afecta a un estado gobernado por Morena, también estarían cambiando a su coordinador y con ello le quitarían el liderazgo.

¿Tampoco de esto no sabía nada el chiapaneco, que la ha hecho de intermediario entre sus compañeros de bancada y el Presidente de la JuCoPo?

Y van en serio los senadores rebeldes, porque hasta convocaron a sus aliados del PES, para que los ayuden en este plan que trazaron para tirar oficialmente la propuesta de Movimiento Ciudadano y de su dirigente moral, Dante Delgado, quienes “ya se frotaban las manos” con este “regalazo”.

Así, el chiapaneco que dice ser muy cercano a Monreal, se ha quedado muy pequeño ante esta situación.

¿O sabía y no quiso decir nada? No creo que llegue a tanto, sobre todo conociendo su trayectoria “tan honorable” en Chiapas como líder estatal del Verde Ecologista, en donde fue muy leal a ese partido y a los militantes.

¿Se habrá prestado el juego? Al fin política. Donde dicen que nada es personal, pero buscan su beneficio.

¿Para sobrevivir?

“Don Ricardón” todo lo ha hecho a su manera y en contra de “la 4T”. Y pareciera como un adversario en lugar de un aliado en el Senado.

Aquí lo he escrito: por momentos se muestra al mismo nivel del Presidente. O más.

Le ha puesto “trabas” a Morena al apadrinar a varios Senadores para que sean candidatos a Gobernador en diferentes estados como sucedió en Puebla y recientemente en Oaxaca.

Y no se diga en Chiapas, en donde Monreal para nada se lleva con la administración estatal, como lo demostró en su última visita.

Por eso, le dio su respaldo a Ramírez, para que fuera “su delfín” en 2024. Fuera, porque poco a poco le ha retirado el apoyo, por “instrucciones superiores”.

Quizá aquí hay una diferencia entre el líder y el que se observaba como su discípulo, que parece que ya superó al maestro.

Sucedió en Chiapas. El comiteco empezó a debutar en la política con el entonces Gobernador Pablo Salazar, quien lo jaló como su funcionario.

De ahí, se pasó al Verde Ecologista y se hizo “una estrella” de Manuel Velasco al convertirse en Diputado Federal, Diputado Local y líder del Congreso, dirigente estatal de partido y Secretario de Gobierno.

Algunos aseguran que al final “El Güero” tuvo que dejar a ERA en sus aspiraciones de ser candidato a Gobernador, porque se encontraba entre “la espada y la pared”, amenazado por la gente de Peña Nieto y con el compromiso con AMLO.

Así que a “Lalo” no le quedó de otra que negociar con Morena y meterse de Senador, en donde empezó a acercarse con Monreal. Y brincó de un grupo político a otro, como lo ha venido haciendo.

Ante el panorama que se ve de aquí a 2024, no es nada descabellada la idea para quien ha estado necio en ser Gobernador de Chiapas, de que “Don Ricardón” ya no le ayuda a sus intereses.

De esta forma, es probable que estaría aprovechando este momento en que “el zacatecano” pueda ser removido como líder de la bancada y del Senado, para tratar de reacomodarse con el que llegue y caer bien y ganarse el precio, con tal de conseguir el apoyo para 2024.

Así es la política, en donde sus miembros tienen que hacer hasta lo imposible para sobrevivir.

Y en qué dilema se encuentra ERA. Porque si cae Monreal, también cae él. Y si se sigue sosteniendo, quedará muy débil. ¿O ya estará del otro lado?

Moraleja: No pongas todos los huevos… ¡En la misma canasta! Una máxima de “las grandes ligas”.

Al margen: ¿Y los demás?

El Gobierno Federal asegura que la mayoría de las agresiones a los periodistas en México es de parte de las autoridades municipales.

Algo que no está fuera de la realidad, pero también deben de reconocer que hay otros actores políticos y gobernantes superiores que tienen que ver con todo esto. ¿Y los demás? ¿O “se lavan las manos”?

Por último: ¡La están deteniendo!

La pastilla de Merk contra Covid aún no está en circulación en los hospitales públicos. A pesar de su aprobación de Cofepris y del Presidente AMLO.