El gobernador sostuvo que, de acuerdo con las evidencias médicas, la vacuna evita
que la enfermedad se agrave y salva vidas

Destacó que Chiapas se mantiene en semáforo verde, sin embargo, es fundamental
no bajar la guardia y continuar con las medidas de sana distancia e higiene

Durante la Mesa de Seguridad, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas insistió en el
llamado a las chiapanecas y los chiapanecos a acudir a los centros de vacunación contra el
COVID-19 que se encuentran activos o recibir a las brigadas domiciliarias; asimismo,
exhortó a no asistir a eventos masivos donde haya aglomeración de personas, con el
propósito de reforzar la prevención ante esta enfermedad.

Sostuvo que, de acuerdo con las evidencias científicas, la vacunación es la mejor manera
de cuidar la salud ante el coronavirus, sobre todo debido a la presencia de la nueva
variante ómicron, que es altamente contagiosa, por lo tanto, dijo, es muy importante
aplicarse el biológico porque ayuda a que el padecimiento no se agrave y salva vidas.

“Por favor, vamos a vacunarnos contra el COVID-19. En Chiapas tenemos suficientes
vacunas gracias al respaldo del Gobierno Federal que encabeza el presidente de la
República, Andrés Manuel López Obrador, las cuales se aplican de manera universal y
gratuita, esto significa que todas y todos tienen acceso a este medicamento, sin condición
ni distinción”, apuntó.

En este marco, el mandatario destacó que Chiapas va bien en el combate a la pandemia,
muestra de ello es que la entidad se mantiene en color verde del Semáforo
Epidemiológico, sin embargo, es fundamental no bajar la guardia y continuar con las
recomendaciones de las y los expertos de la salud, especialmente el lavado de manos, no
tocarse la cara, guardar sana distancia, usar cubrebocas y extremar precauciones al
realizar actividades esenciales.

Asimismo, el gobernador hizo especial énfasis en el exhorto a la población de los
diferentes municipios, a no acudir a eventos masivos, donde se presentan aglomeraciones
de personas, ya que ésta puede ser la principal fuente de contagios de COVID-19, y
podrían poner en peligro la salud y vida, tanto propia como de los seres queridos.